LA VOZ

LA VOZ

Los gritos del silencio son aterradores,
deambulan por la calle
Gimen de dolores porque algunas veces no hay para comer, otras son maltratados
Por lo indiferencia y el desdén.
Ellos intentan hablar pero algunas sociedades infames los marginan y no los quieren escuchar.
Estos son seres indefensos no conocen la maldad .
Los niños aman sin condiciones ellos solo quieren soñar con un mundo lleno de colores
Cuál arcoíris en el firmamento irradiando un gran destello.
Ellos no tienen mucho para subsistir pero de lo poco,
hacen un gran gesto de humanidad por qué para ello prima la hermandad y compartir un poco de comida o pan,
hace grandes sus vidas porque es más lindo hacer actos de bondad.

Clarena Martínez Turizo
Colombiana
Derechos reservados

اترك رد